Todos los Derechos Reservados 2013 Medica Biozon Sta Fe S.A. de C.V.
Médica BIOZONE
Rio Lerma  277-102
Col. Cuahtemoc
Mexico DF C.P 06500
Tel (55) 2167-1660
contacto@medicabiozone.com
Siguenos en Redes Sociales
(55) 2167-1660
El Càncer y la Ozonoterapia
Acceso Clientes
AVISO DE PRIVACIDAD
¿Que es el CANCER?

El cáncer es un conjunto de enfermedades en las cuales el organismo produce un exceso de células malignas (conocidas como cancerígena). El cáncer aparece cuando las células anormales crecen y se extienden rápidamente. Las células normales del cuerpo crecen, se dividen y tienen mecanismos para dejar de crecer. Con el tiempo, también mueren.

A diferencia de estas células normales, las células cancerosas continúan creciendo y dividiéndose descontroladamente, y no se mueren. Las células cancerosas suelen agruparse y formar tumores. Un tumor en crecimiento se transforma en un bulto de células cancerosas que destruyen a las células normales que rodean al tumor y dañan los tejidos sanos del cuerpo.

Un tumor es cualquier alteración de los tejidos que produzca un aumento de volumen.

Es un agrandamiento anormal de una parte del cuerpo, que aparece, por tanto, hinchada o distendida. En sentido restringido, un tumor es cualquier bulto que se deba a un aumento en el número de células que lo componen, independientemente de que sean de carácter benigno o maligno.

Cuando un tumor es maligno, tiene capacidad de invasión o infiltración y de metástasis a lugares distantes del tumor primario, y entonces es un cáncer.

Mediante la ozonoterapia se favorece un mejor ataque en las membranas de las células tumorales por parte de los linfocitos CD8 citotóxicos.

El tratamiento combinado de radioterapia y ozonoterapia se logra una mejoría mucho más marcada del proceso canceroso que mediante la aplicación única y exclusiva de radioterapia.

Bajas dosis de ozono son capaces de formar cantidades "discretas" de radicales libres ejerciendo funciones positivas a nivel celular y en particular en el "killing" bactérico y de las células tumorales. El ozono inhibe el crecimiento de las células cancerígenas .

Una probabilidad razonable es que el cáncer de las células humanas tiene el sistema antioxidante dañado y es incapaz de ejercer una inactivación peroxidativa efectiva.

La inmunomoduladora actividad de la terapia con ozono puede representar una ventaja tanto en el tratamiento de mínimas enfermedades residuales o incluso en lentos procesos metastáticos de cáncer en pacientes ancianos, donde una monoquimioterapia paliativa parece inútil y empeora la calidad de vida.

En cambio, la mejor oxigenación del tejido neoplásico debería inhibir la liberación del factor de crecimiento vásculoendotelial , controlando así la neoangiogénesis y el crecimiento tumoral.

Antes de proseguir debemos recordar que toda célula sana obtiene la energía para vivir básicamente por "vía aeróbica, es decir, utilizando oxígeno. Sin embargo, cuando se vuelve cancerosa utiliza una vía anaeróbica: fermentando glucosa -fenómeno que se conoce como glicólisis- y lo mismo hará toda su "descendencia" . Solo que por esta segunda vía obtiene casi 20 veces menos energía. Así lo descubriría Otto Warburg -Premio Nobel de Medicina en 1931 y 1945- para quien la necesidad de tan alto consumo de glucosa por la célula cancerosa sería lo que obliga al cuerpo a provocar una multiplicación celular masiva formando lo que llamamos tumor.

"El ozono es una terapia complementaria en el tratamiento del cáncer.

La Radioterapia basa su efecto en la producción de radicales libres; concretamente en la producción de radicales hidroxilo. Pero para que éste se produzca la zona a radiar debe estar oxigenada; es decir, la radiación ionizante funciona si existe oxígeno.

Así que la capacidad del ozono de incrementar la transferencia de oxígeno asegura no sólo mayor eficacia de la Radioterapia sino que también reduce los efectos secundarios de la misma al proteger la célula sana por su capacidad de activar sistemas antioxidantes fundamentales en la lucha contra los radicales libres.

El ozono además activa sustancias como la prostaciclina -con actividad tumoral reconocida y posiblemente el mecanismo de actuación principal del ozono por vía intraperitoneal- y estimula las defensas.

El preacondicionamiento con ozono antes de recibir quimioterapia o someterse a una intervención quirúrgica prepara pues al organismo al estimular sus sistemas defensivos antioxidantes e inmunológicos minimizando los efectos secundarios del tratamiento y potenciando su efecto terapéutico.

El mecanismo de acción del ozono es un mecanismo de sentido común, elemental e imprescindible en la lucha del cáncer y de otras muchas enfermedades".

Cabe agregar que al regenerar el ozono también las condiciones eléctricas de la membrana ésta recupera la elasticidad y los glóbulos rojos o eritrocitos –que son las células que se ocupan de llevar oxígeno a los diferentes tejidos del cuerpo- pueden pasar a través de capilares de menor calibre. Asimismo mejora la viscosidad sanguínea, la viscosidad plasmática, la deformabilidad de los glóbulos rojos y la agregación eritrocitaria lo que favorece el transporte de oxígeno y nutrientes a las células.

El ozono estimula la producción de las tres enzimas antioxidantes que forman la principal defensa del organismo ante los radicales libres: la superóxido dismutasa, la catalasa y la glutatión peroxidasa. Sistemas enzimáticos que muchos tipos de células cancerosas tienen deprimidos. Por esa razón las células cancerosas no pueden defenderse del ataque producido por los radicales libres derivados de la llegada de oxígeno al tejido tumoral.

Es importante señalar que el oxígeno es muerte y vida, que la llegada de oxígeno a la célula lleva consigo la formación de radicales libres y que el equilibrio entre producción y eliminación depende del buen funcionamiento de las enzimas superóxido dismutasa, catalasa y glutatión. Por tanto, la llegada de oxígeno a una célula tumoral lleva aparejada la producción de radicales libres que su sistema enzimático deteriorado no es capaz de contrarrestar y como consecuencia de la abundancia de los mismos se produce la muerte tumoral. La célula sana no tiene este problema; solo lo tiene la célula enferma.

En 1980 la revista Science publicó El Ozono inhibe selectivamente el crecimiento de las células humanas de cáncer. El estudio demostró que el ozono inhibe el crecimiento de células humanas de cáncer de pulmón, mama y tumores uterinos.

En 1974 se hizo un ensayo en Alemania que se publicaría como Terapia mediante inyección intravenosa para cáncer genital con mezcla de ozono-oxígeno en el tratamiento con radioterapia ginecológica en el que 40 mujeres con tumores primarios de cáncer genital y 5 con tumores recurrentes fueron tratadas con una mezcla de oxígeno y ozono. Y los investigadores fueron claros: "La regresión de los tumores genitales femeninos en ambos grupos estudiados fue más rápida. Los efectos secundarios de la radioterapia fueron reducidos y la condición general de los pacientes mejoró".

El doctor Humberto Loscertales, experto en ozono y director médico de Ozono Medical de Barcelona, asegura que la ozonoterapia es un tratamiento complementario en la lucha contra el cáncer cuyo papel consiste en dificultar la progresión de las células tumorales. Con el ozono se consigue dotar al enfermo de cáncer de una calidad de vida mejor, tener más resistencia, así como mejorar sus condiciones previas, durante y después de la quimioterapia o con cirugía

Porque el uso de la ozonoterapia en pacientes con cáncer

1) Porque le brinda mejor calidad vida al paciente.

2) Disminuye el dolor causado por el cáncer.

3) Disminuye el tamaño del tumor.

4) Ayuda a tolerar mejor la quimioterapia y la radioterapia.

5) Mejora las condiciones para los procesos quirúrgicos, y repoden mejor a dicho proceso.

6) Mediante la ozonoterapia se favorece un mejor ataque en la membrana de las células tumorales por parte de los linfocitos CD8 citotóxico.

7) Mejora la oxigenación del tumor.

8) Es de bajos costos.

9) Es un tratamiento complementario para el cáncer

Conclusión:

La deficiencia de oxigeno provoca el cáncer.

Si la célula es privada crónicamente de oxigeno, y aun no muere, el cáncer finalmente aparecerá.

La verdadera causa del cáncer es la falta de oxigenación celular.

Para destruir el cáncer , lo que se requiere es la introducción de grandes cantidades de oxigeno a nivel celular.

El ozono tiene la habilidad de prevenir el cáncer.

Los efectos de ozono son acumulativos, ya que el cuerpo se vuelve más limpio, las toxinas almacenadas son eliminadas y el terreno biológico es mejorado constantemente. De esta manera, se previene el cáncer.


¿Quieres estar informado de nuestras novedades y promociones, dejanos tu email?